Joven de 21 años creó un delivery de combustible y le quitaron la camioneta

Ahora, la discusión gira en torno a la reglamentación de la actividad. En diálogo con infoblancosobrenegro.com, Franco Varacalli, titular de la compañía homónima, aclaró que cumplía con toda la reglamentación y las medidas de seguridad. Desde la secretaría de Energía de la Nación aducen lo contrario.

0
Muni Largo
Foto: infoblancosobrenegro.com

*Por Juan Jose Pfeifauf (publicado en infoblancosobrenegro.com)

FRANCO VARACALLI nació hace 21 años en Santa Teresita, en el Partido de la Costa. Es tercera generación de expendedores de combustibles y se radicó hace unos años en Mar del Plata.

Luego de estudiar dos años Marketing, abandonó los estudios universitarios y fundó en 2017 su propia empresa: “Varacalli Energy”, que está dedicada al reparto mayorista de combustibles líquidos y a granel.

A tono con los avances tecnológicos y con la visión de convertir la compañía en una empresa confiable y afianzada en el mercado local, desarrolló el 7 de julio la APP que posibilita el delivery de combustibles líquidos en la ciudad de Mar del Plata. Este jueves, las autoridades del partido de General Pueyrredón le secuestraron el camión cisterna.

“Los inspectores de la Municipalidad aducen que tomaron la medida por una orden de la secretaría de Energía de la Nación. Dicen que no contamos con las habilitaciones correspondientes, pero no existe la reglamentación de ventas de combustibles en la modalidad delivery en el país”, aclara Franco, cuya familia hace 25 años que trabaja en el rubro estaciones de servicio.

Ahora la discusión gira en torno a la reglamentación de la actividad y a la documentación pertinente para ejercerla de manera legítima, dado que el camión tenía el tanque homologado por las autoridades del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) y el chofer, que cumplía la función, también, de despachante, contaba con las capacitaciones y permisos para el transporte de cargas peligrosas.

Si bien la familia de Franco está inmersa en el negocio de los combustibles, “Varacalli Energy” surgió para dar respuestas a los grandes clientes, especialmente, agropecuarios, de empresas de transporte y del puerto mediante el delivery mayorista de naftas.

Con una web moderna y atractiva, la empresa de Franco, que busca posicionar el apellido familiar como sinónimo de confianza y honestidad, permite la cotización on line del combustible y la puesta del producto en cualquier lugar de la provincia de Buenos Aires: “El desarrollo de la APP, que costó tiempo y dinero, fue un valor agregado a los servicios que ya brinda la empresa, aprovechando un nicho de mercado no explotado”.



Un modelo de negocio en crecimiento

“Llegamos para hacer tu vida más fácil. Para que le cargues tiempo a tu día y nafta a tu vehículo desde donde quieras y cuando quieras”. Con esta publicidad, la app de Varacalli Energy promociona el servicio de venta móvil de combustible en la ciudad de Mar del Plata.

Por estas horas, Franco Varacalli, que a los 19 años se erigió como uno de los empresarios más jóvenes entre los estacioneros de servicio, analiza cómo lograr la aprobación de su actividad, cumpliendo con lo exigido por la secretaria de Energía de la Nación: “Vamos a cumplir con las normativas que nos exijan de ahora en más. Pero es una actividad que no está reglamentada en el país. Tenemos toda la documentación completa y efectuamos todas las medidas de seguridad requeridas. Por eso, no entendemos por qué nos salen con este planteamiento”.

¿Cuál es el problema suscitado con la secretaria de Energía de la Nación?
El vehículo que usamos para repartir, que es nuevo, tiene la homologación correspondiente por parte del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI). Cumple con las normas de seguridad y el chofer, además, cuenta con las capacitaciones de cargas peligrosas. Lo que pasa es que la actividad no está reglamentada en el país. Me lo secuestraron porque no está inscripto en esa categoría. Es una contradicción.

¿Cómo surgió la idea de la app?
Evaluando las necesidades de los clientes. Entendí que era necesario facilitarle la vida a los ciudadanos con este servicio, que es seguro, confiable y de buena calidad. Hace poco, me enteré de que este modelo es usado en otros países.



Un joven emprendedor con ganas de crecer

A mediados de los años 1990 la familia Varacalli ingresó en el rubro de las Estaciones de Servicio blancas. Con el paso de los años se fueron expandiendo en la Región.

Hace dos años Franco decidió amalgamar sus conocimientos como estacionero, sus deseos, proyectos familiares y propósitos de autorrealización y creó una compañía complementaria a los negocios de su estirpe.

La compañía “Varacalli Energy” ofrece combustible de las destilerías Dapsa y Puma: “Nuestra mayor fortaleza es nuestro apellido, sinónimo de confianza, honestidad y trabajo”, aclara Franco.

El combustible que están ofreciendo: ¿es más económico?
Sí, es una apuesta para ganar un segmento del mercado. Comparado con una estación convencional estamos vendiendo menos, pero es una cuestión de tiempo, dado que hace pocos días que lanzamos la APP.

¿Cuáles son los próximos desafíos?
La política de la APP fue disruptiva. Nuestro gran desafío es cómo lograr que una empresa nueva alcance algo distintivo en el mercado. Ofrecemos seguridad en los medios de pago, calidad en el combustible, agilidad en la entrega y la ventaja de no tener que moverse para cargar nafta. En ese marco, nuestro objetivo primordial es fidelizar la marca.



FINAL: Como ocurre a menudo, desde que las redes sociales forman parte de la vida pública de las personas, los usuarios mostraron su descontento con el secuestro del camión y con la interrupción del delivery de combustible. No pocos adujeron la medida a la presión de los estacioneros locales, mientras que otros explicaron que en el Rally Dakar los camiones cisterna de combustibles cruzan las ciudades para abastecer a los equipos de competición, sin encontrar demasiados obstáculos.

Sin embargo, el secuestro del vehículo no derriba las ganas de Franco de expandir su compañía. Una y otra vez resalta: “No soy un paracaidista en el mercado de los combustibles. Me duele que las trabas burocráticas no me permitan momentáneamente continuar con el negocio, dado que soy un joven emprendedor con ganas de crecer”.

Fuente: infoblancosobrenegro.com

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.