Primera Página Primera Página

Un peso, un dólar: Se cumplieron 30 años de ley de la convertibilidad

Política 29 de marzo de 2021 Primera Página Primera Página
998839-1280x720-1-1068x601

El 27 de marzo de 1991 se sancionaba la Ley 23.928, que llevaría a la paridad del peso argentino con el dólar estadounidense, conocida como el "uno a uno"

El 27 de marzo del año 1991 no fue un día más para la historia Argentina. Aquel miércoles se sancionó la “Ley de Convertibilidad”, durante la presidencia de Carlos Saúl Menem. El ex ministro de Economía Domingo Cavallo fue el encargado de diseñar uno de los múltiples intentos por domar la elevada inflación característica de la época, luego de dos crisis hiperinflacionarias previas. En este caso, el experimento resultaría satisfactorio en su objetivo de domar los aumentos de precios pero no en el futuro inmediato de las y los argentinos.

La Ley 23.928 fue sancionada por el Congreso de la Nación, estableciendo la posterior convertibilidad del “peso convertible” con el dólar estadounidense, conocida popularmente como el “uno a uno”, que mantuvo su vigencia hasta la derogación del mismo Congreso el 6 de enero de 2002.

domingo-cavallo-carlos-menemjpg

Durante esta época del peso sobrevaluado se logró detener la escalada hiperinflacionaria, aunque con altos costos sociales: la paridad de la moneda local para con el dólar desalentó la competitividad de la industria argentina y generó los más altos índices de desocupación de la historia.
La adopción y sostenimiento de la convertibilidad redundó inevitablemente en la opción por un modelo únicamente sostenible a través del endeudamiento constante. Así, el incremento de la deuda externa pública pasó de los U$S 59.000 de 1992 a los U$S 154.000 a fines de la gestión del ex Presidente Fernando De La Rúa, en el año 2001.

La convertibilidad llegaría a su fin el 6 de enero del 2002. Fue Jorge Remes Lenicov, el ex Ministro de Economía del ex Presidente Eduardo Duhalde, quien promovió la aprobación en el Congreso Nacional de la “Ley de Emergencia Económica”, a partir de la cual Argentina salió del comúnmente denominado “uno a uno”.

A partir de ese entonces, refinanciación de la deuda mediante, devaluación y medidas destinadas al crecimiento, se debió superar la mayor crisis económica y financiera de la historia argentina.

LOS PRECIOS DE LOS 90 

menem_cavallo_2_crop1613325677473.jpg_675828847

Aquel peso rendidor de los '90 hoy es una insignificante moneda que ya no vale ni un chicle globo, valuado por entonces en 0,5 centavos. Una compra mensual de supermercado para una familia bien podía hacerse con 100 pesos, pero un salario mínimo para los que no eran parte del 17% de los desocupados que hubo en 1996 era de apenas 200 convertibles. La jubilación más baja era de $150. La clase pasiva debía sobrevivir con $5 diarios. Desde 2002, cuando se terminó la convertibilidad, la inflación en Argentina fue de un 478% tomando datos del Indec y las consultoras.

El litro de nafta súper estaba $1 mientras que hoy está alrededor de $82 según la ciudad y la Provincia. Es decir que el combustible se ajusta, en mayor o menor medida, al valor del dólar oficial a pesar del paso de los años.

La cerveza más vendida de la época y la tradicional gaseosa cola estaban un peso. En la actualidad, andan por los 100 pesos tanto la cerveza rubia como la gaseosa de dos litros.

Una consola Sega, la top de la época que estaba muy por encima de los Family Game, estaba menos de 150 pesos. La PS5 está agotada en tiendas oficiales en Argentina y no baja de los 150 mil. Una computadora completa, no llegaba a los mil pesos. Las notebooks eran más caras: $2.659. Fuentes: visionpolitica.info y infocielo.com

Te puede interesar

Lo más visto

Newsletter

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email