Primera Página Primera Página

La Mole Moli, de ser denunciado por violento a su trabajo de albañil

Actualidad 08 de mayo de 2021 Primera Pagina Primera Pagina
PRZI2MA2TBCR7ICLKHIVEUMRKU

Lejos de los flashes que supieron encandilarlo en más de una ocasión, el exboxeador Fabio Moli comenzó una nueva etapa en su vida en Villa del Rosario, la ciudad que lo vio nacer hace 51 años.

El peso pesado que supo ser campeón argentino y sudamericano luego tomó mayor notoriedad pública al ser ganador del concurso televisivo Bailando por un sueño 2010 y también del Cantando 2012.

Pero su estrella se fue apagando luego de que en 2019 fuera denunciado por lesiones y amenazas por su expareja, Martala NegraGaleano.

Tras conocerse la denuncia, Moli fue imputado por lesiones leves calificadas reiteradas y amenazas reiteradas, algo que él mismo luego negó.

Y en las últimas horas el exboxeador le dio una nota a FM República de Morteros, en la cual dio detalles sobre su nueva vida: “Estoy trabajando de albañil. Antes de ser boxeador trabajaba en la construcción, lo sé hacer, me gusta, estoy con mis hijos y mi yerno, así que vivo feliz”.

 Y agregó: “De todas las cosas que hice, me quedo con el boxeo. Lo demás se dio, pero siempre quise ser boxeador y sólo me faltó ser campeón mundial. Hice una muy buena diferencia económica pero la viví bien y la disfruté con mi familia. A mis cinco hijos les hice la casa completa, amueblada y todo. Tienen que laburar pero viven bien”.

Más adelante, se refirió a su relación con Marcelo Tinelli y contó: “Para mí, estar con él fue como un laburo más, como tratar con un patrón. Nadie me dijo lo que tenía que decir, yo decía lo que pensaba en ese momento y gané el Bailando y el Cantando, nadie me compraba, yo hacía lo que sentía. Pero Tinelli se portó muy mal… El primer año fue hermoso, pero después se metió conmigo y los galgueros”.

Sobre su famoso combate con Wladimir Klitschko, recordó que se entrenó duro aunque la historia no tuvo final feliz: “Cuando me fui para Alemania hubo una caravana de 50 cuadras; cuando volví, estaba ´la negra´ sola esperándome… Nunca pensé en mi vida perder como perdí. Muchos dicen que yo me tiré, que fui para cobrar la bolsa, pero me entra por una oreja y me sale por la otra”.

Por último, Moli afirmó: “No me arrepiento de nada en la vida: no maté, no violé, no robé; la única cosa que me arrepiento es de no haberme hecho una mansión. Hoy ni en pedo hago una casa, plata que agarro me voy con mi hijo a las carreras de bici, no hago más una casa”. Fuentes: lamovidaplatense.info y lavoz.com.ar

Te puede interesar

Lo más visto

Newsletter

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email