Primera Página Primera Página

Gimnasia no pudo con Racing: empataron en un partido aburrido y sin emociones en Avellaneda

Deportes 26 de julio de 2021 Primera Pagina Primera Pagina
Racing-scaled

En el marco de la segunda fecha de la Liga Profesional, Racing y Gimnasia igualaron 0-0 en el estadio Presidente Perón y se repartieron un punto para cada lado pensando en el campeonato. Además, todavía ninguno consiguió la victoria en este torneo. ¡Mirá las claves del partido!

1-No patearon al arco: Todas aproximaciones. Todos intentos y acercamientos. No hubo ningún remate de peligro en todo el partido. Inexplicable. Pobre por parte de ambos equipos. Racing remató en 9 ocasiones, pero ninguna fue direccionada dentro de los tres palos. Por su parte, el “Lobo” remató en 6 ocasiones y tampoco ninguna fue en dirección del arco de Gabriel Arias. Será una cuestión a corregir para ambos clubes. Las intenciones estuvieron, pero las efectividades y concreciones no se hicieron presentes en ningún momento del partido.

2-La pelota parada para destrabar el juego: En un partido de estas características, cuando los dos equipos no tienen tacto ni conexión para la generación y creatividad de ataques, aparece el recurso de la pelota parada para abrir el partido. En este caso, Racing utilizó este recurso en varias ocasiones, aprovechando su poderío aéreo. Tal es así que tuvo la más clara del partido, tras un cabezazo de Enzo Copetti, que el defensor del conjunto platense Maximiliano Coronel, salvó en la línea lo que era el primer gol del encuentro.

image_2021-07-26_105600

3-La salida por los laterales: El único camino que encontró la “Academia” para neutralizar, complicar y resolver el replegado sistema que paró Gimnasia en campo. Tanto Eugenio Mena como Ivan Pillud sirvieron como el oxígeno, canal y puente del equipo para llegar al arco rival y poder molestar a Rodrigo Rey. Juntando una serie de dos o tres pases en triangulo tanto en la derecha como en la izquierda y culminar con un centro para Enzo Copetti.

4-La imprecisión como actriz principal: Fue un partido plagado de errores y de posesiones perdidas por parte de ambos equipos. Más aún cuando se quería tener profundidad. En cuanto a la totalidad de pases, Racing realizó 547 y perdió la posesión de ellos en 177 oportunidades. Por su parte, el conjunto de Martini y Messera realizó 271 pases y fue impreciso en 143 ocasiones. Un encuentro con muy poco juego en sí. Más fricción, menos dinámica.

5-Supo de sus limitaciones: La conciencia de los futbolistas de Gimnasia estuvo basada en saber cuales eran las limitaciones de su equipo. Esto lo utilizó para saber defenderse y tratar de atacar inteligentemente. Con una línea de cinco defensores, bien marcada y cuatro mediocampistas retrasados en el campo. Cediéndole la posesión de la pelota al conjunto de Juan Antonio Pizzi. De igual manera, fue muy pobre la creación de juego del Lobo. No hubo una transición de tres o cuatro pases seguidos. Tampoco conexiones plenas. Torno el juego muy trabado, friccionado. No fue dinámico. Ahí estuvo la clave del juego del equipo platense. Ensuciar el partido y aprovechar alguna contra para tener profundidad y lastimar. Fuentes: lamovidaplatense.info y gambetalp.com

Te puede interesar

Lo más visto

Newsletter

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email