Primera Página Primera Página

Triplete de Messi, festejo en casa y emoción: la noche mágica que se vivió en el Monumental

Deportes 10 de septiembre de 2021 Primera Pagina Primera Pagina
Screenshot_1

En un partido plagado de emoción, y que ya entró en la historia al ser el primero en el que los dirigidos por Lionel Scaloni juegan en su país y frente a su público luego de la obtención de la Copa América, la Selección Argentina venció por 3 a 0 a Bolivia en el estadio “Monumental“, en el partido correspondiente a la décima fecha de las Eliminatorias Sudamericanas rumbo a la Copa del Mundo Qatar 2022. Los tres goles del encuentro los convirtió Lionel Messi, que además superó el récord de Pelé que llevaba vigente 50 años, y se convirtió en el jugador con más goles en la historia del fútbol de selecciones sudamericanas, con 79 goles en 153 juegos. Llegando a 18 puntos, Argentina se afianza en el segundo puesto y continúa invicta en las clasificatorias al mundial. ¡Repasa las claves del triunfo del campeón de América!

1 – Messi, siempre Messi: El 10 argentino jugó uno de sus mejores partidos en la Selección Nacional. Ya desde que sonó el himno previo al pitido inicial, se lo notó emocionado. Y una vez iniciado el juego, fue el amo y señor del mismo. El jugador del Paris Saint Germain empezó la noche con un gol de otro planeta: recibió un pase de Leandro Paredes cerca de la medialuna, se dio vuelta con caño incluido al pobre Luis Haquín, defensor de la visita, y luego de un sutil toque la acomodo junto al ángulo derecho de Carlos Lampe. Golazo y festejo con beso al parche en la camiseta de Campeón de América. El segundo llegó a los 64 minutos, con otra genialidad: doble pared con Lautaro Martínez para entrar al área, y definición con algo de fortuna, ya que se desvió en un rival, al palo izquierdo. La última anotación provino de un remate de Paredes desde fuera del área que atajó Lampe, pero el rebote le quedó servido a “Leo” y fácilmente marcó el tercero. Es su séptimo hat-trick en el combinado nacional. 

imagen_2021-09-10_093434

2- Paredes dominó los tiempos: El jugador que también milita en el PSG jugó un gran partido y manejó en todo momento los tiempos entre la defensa y el ataque. Logró la recuperación y asistencia del primer gol, y con su disparo desde media distancia generó el tercer tanto. Tuvo una efectividad del 94% en pases, acertando 90 de 96. Afianzadísimo en su puesto. 

3 – De Paul, el león del mediocampo: El flamante jugador del Atlético de Madrid, Rodrigo de Paul, fue otro que tuvo una noche consagrada. El compañero ideal de Paredes en la mitad de cancha. Estuvo en todos lados, recuperando, generando juego, asociándose, buscando el pase largo a Ángel Di María, y abarcando los 105×68 metros que mide el campo de River Plate. Al igual que su socio, tuvo 94% de efectividad en pases, con 68 de 72 conseguidos. Además, ganó seis de nueve duelos terrenales. Una dupla de mediocampistas que asusta. 

4 – La confianza de jugar cómo campeones y ante su gente: El título obtenido en tierras brasileras vale mucho más que una Copa en el palmarés nacional. Si bien Bolivia no es ni mucho menos el rival más fuerte de Sudamérica, cuesta encontrar defectos en el partido que jugó Argentina esta noche. Los once titulares y los cinco suplentes que entraron jugaron relajados y, definitivamente, disfrutando de jugar al fútbol. La carga que llevaban los históricos, y la presión de los jóvenes, al ponerse la camiseta “Albiceleste” parece que quedó rápidamente en el olvido, y se traduce en el juego de los de Scaloni en el partido ganado. Con el 70% de posesión y 24 tiros rioplatenses contra 7 bolivianos, el partido estuvo siempre inclinado hacia un lado. Ojo, a no confiarse: falta poco más de un año para Qatar y será tarea del director técnico mantener la perfección, o incluso, ir por más dominancia en el campo.

5 – Carlos Lampe, un arquero infravalorado: Ni teniendo al goleador del certamen, Marcelo Moreno Martins, Bolivia pudo intimidar a su rival. Lo que sí se le puede destacar a los “Verdes“, es que siempre se mantuvieron combativos y pese al dominio argentino jamás bajaron la guardia. Y ahí es donde aparece Lampe. El ex arquero de Boca Juniors lleva varios encuentros siendo la figura de su equipo y hoy no fue la excepción, evitó un gol al ingresado Joaquín Correa, tuvo una rápida salida ante una contra en la que el local tenía ventaja numérica, y controló las pelotas aéreas que ingresaron al área. Un arquero que en otras circunstancias, o con un equipo que lo acompañe en el funcionamiento, sería determinante. Fuentes: lamovidaplatense.info y gambetalp.com

Te puede interesar

Lo más visto

Newsletter

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email