Primera Página Primera Página

No hablamos de Wanda, la China o Icardi: si tenés mascotas en celo, esto es lo que hay que hacer

Mascotas 17 de noviembre de 2021 Primera Pagina Primera Pagina
Wanda

Cuando las mascotas entran en el período llamado “celo”, nos hacemos muchas preguntas: ¿qué es?, ¿cómo me doy cuenta?, ¿es igual en perros y gatos?, ¿Qué hay que hacer?, ¿nuestras mascotas sufren?

El veterinario César Gatti que atiende en la ciudad de La Plata, en diálogo con Marcela Feudale, habló respecto a ese período que atraviesan las mascotas y brindó algunos consejos para tener en cuenta.

imagen_2021-11-16_133112

Mascotas en celo: ¿qué significa?

“Es un periodo que forma parte de su reproducción, donde pasa diez días que tiene pérdida de sangre”, explica Gatti. Y es que durante ese lapso de tiempo, las hembras están receptivas a la monta por parte de un macho. El veterinario, explicó que es distinto en perros que en gatos.

El celo en perros

Según César Gatti, el primero que tienen es entre el mes seis y el mes doce de nacimiento, aunque no es exacto. “Pero a partir del segundo, sí. Por ejemplo, entró en celo en el mes de septiembre, a los seis meses va a entrar en celo de forma constante. Eso en la mayoría de las razas”, explicó.

En ese sentido, dijo que hay razas como el bóxer, como el beagle, que entran en celo y después entran al año, año y medio, porque no son constantes. Esto no quiere decir que nuestras mascotas tenga un problema, si no que es una situación que le ocurre a la raza.

imagen_2021-11-16_133320

En el celo, la perra atraviesa diez días de pérdida de sangre y, según manifestó el veterinario, “ahí mucha gente se equivoca al lleva al macho y la perra no quiere saber nada porque no está receptiva. Recién va a estar receptiva desde el día 11 al día 15”.

En ese sentido, el profesional aclaró que son “esos cinco días en los que las personas que quieran que su mascota quede preñada. Los espermatozoides duran 48 horas más o menos. Aunque con una vez está bien, si quieren reforzar puede ser dos veces”.

Un consejo que dio el veterinario para tener en cuenta, es llevar la perra a la casa del perro: “porque si es al revés, el perro se va a distraer y va a hacer pis por todos lados, va a delimitar su territorio y la perra lo va a estar mirando y esperando. En cambio cuando llevamos a la perra a la casa del macho, el macho sabe que es su territorio”.

imagen_2021-11-16_133344

En época de celo, ¿experimentan el dolor?

“Las perras no pueden pasar dolor, pero pueden pasar dos cosas: una es que esté histérica la perra, muy nerviosa, hiperactiva, gruñona. Y la otra es que esté con poco apetito, que esté muy tirada, que no tenga ganas de nada, tiene fiebre, está más dormida”, explicó el veterinario.

De esta manera comentó que el animal va a los dos extremos: o está nerviosa o estar tranquila, pero dolor no tienen. Además dijo que es ese momento “no hay que ni bañarla, a lo sumo la podes limpiar muy poco con un algodón o trapito húmedo con agua tibia, porque es un momento de baja de defensas de la perra, y si uno las baña le pueden bajar aún más las defensas y se puede agarrar una enfermedad”.

imagen_2021-11-16_133352

El celo en gatos

Según explicó César Gatti, las gatas tienen un periodo muy parecido a las coneja, que es que tienen ovulación espontánea. “Es decir, en el momento del coito, la gata y la coneja ovulan, si o si quedan preñadas. Las perras a veces, en muy bajo porcentaje, tienen la posibilidad de no quedar preñadas, pero en el momento que la gata y la coneja tienen coito, ovulan”, manifestó.

El problema con las gatas son las manifestaciones externas. Según el veterinario, con este animal no se puede ver un sangrado como en las perras. Las gatas “se ponen muy incordiosas, empiezan a maullar. Muchas veces me han llamado diciendo que los van a echar del edificio porque sus gatas lloran durante 10 días, y ese sonido es bastante lastimoso y fuerte”, expresó sobre este animal.

imagen_2021-11-16_133423

Entonces la pregunta es, ¿se puede hacer algo? Gatti dijo que, en ese caso lo que se puede hacer es darle pastillas anticonceptivas: “yo hasta tres celos sugiero dar, más no. Y si no, que la castren”. Sin embargo, el maullido no es la única señal de celo.

“Cuando uno le toca arriba la cola, arriba del rabo, en la columna y el animal levanta la cola, la columna, como que le da placer, esa es otra manifestación. Las gatas, el otro problema que también tienen es que se escapan cuando están en celo, y si uno no tiene un buen resguardo, se van. Los gatos huelen a una larga distancia que la gata está en celo y van a buscarla. Y en el momento del coito quedan si o si preñadas, porque tienen la ovulación espontánea”.

imagen_2021-11-16_133552

¿Cuándo es el mejor momento de castrar a nuestras mascotas?

Para castrar a las gatas, César Gatti dijo que “hay que esperar al segundo celo y esperar al tercer celo si la queres servir. Antes no se puede porque no está totalmente desarrollado el animal, recién está desarrollado desde el tercer celo”.

“Y respecto a castrarla, no se puede antes porque hasta el segundo celo no están desarrollados sus órganos urinarios, entonces podríamos tener un problema importante con una incontinencia urinaria en las perras. Para servirla, el tercer celo es el ideal”, agregó.

imagen_2021-11-16_133614

¿Hay que darle calcio a nuestras mascotas?

“Si es un animal grande como un ovejero, doberman, rottweiler, todos aquellos de talla grande, darle calcio para que no tengan problema de descalcificación los cachorros”, aseguró el veterinaro para que nazcan fuertes.

“Hay que darle calcio en la gestación, desde los 30 días que está con la certeza de que está preñada. Te puedo asegurar que los cachorros nacen fuertísimos y además, si es una camada de 8 o 9, le chupan todo el calcio. Yo prefiero calcio más que cualquier cosa porque va directo a los huesos, a las articulaciones de los bebés y cuando empiezan a amamantar, la madre tiene buena leche”, manifestó.

imagen_2021-11-16_133650

Revacunación de rabia

César Gatti expresó que, en la actualidad, están sugiriendo la revacunación de rabia anual, especialmente acá en La Plataporque se ha detectado muchos murciélagos que tienen problema de rabia. Si el animal tuyo ya está vacunado contra la rabia, hay que darle una segunda dosis antirrábica, después de 2 o tres meses”. Fuentes: lamovidaplatense.com e infocielo.com

Te puede interesar

imagen_2021-09-30_110419

ezgif.com-gif-maker

Lo más visto

Newsletter

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email