sábado 08 de agosto de 2020 - Edición Nº3423

General | 14 may 2020

Ahí viene Ramón…

YPF tiene un futuro más negro que Garaza: Supeh advierte inminente ola de despidos y se para de mano


En diálogo con BerissoCiudad en Radio, el secretario general del SUPeH EnsenadaRamón Garaza, se refirió a la crítica situación que atraviesa el sector petrolero, a las condiciones de los trabajadores y a la pelea de la estructura sindical contra un “enemigo invisible”, entre otras cosas. Con un escenario difícil, el dirigente planteó qué está “preocupado” pero fundamentalmente “ocupado” como primera medida. La preocupación radica en lo inédito de las condiciones, con la amenaza de un virus que paralizó la economía mundial.


“Esto hizo que paren las fábricas e YPF no está al margen con el agravante de que nuestra actividad se cayó porque cayó el petróleo en el mundo”, contextualizó Garaza, añadiendo inmediatamente que la ocupación entonces se centra en que “esto no provoque despidos”. El diálogo y la negociación con la empresa es uno de los puntos, para también requerir de la intervención de la vertiente política. Desde el factor humano, el referente gremial aseguró que “son momentos de poner la cara y la experiencia comprendiendo el malestar y el sentir de nuestros trabajadores”. Paciencia, unión y organización fueron plasmados como herramientas en este contexto adverso.

“En este caso no son los trabajadores ni sus dirigentes, ni siquiera la política. Esto es nuevo para la humanidad y a partir de ahí debemos entender. También hay que decir que felizmente en esta comisión directiva cientos de jóvenes ingresaron con derechos. A los que nos toca conducir tenemos que tener templanza, el corazón frío y la cabeza caliente”, enfatizó. La vida fue marcada por el secretario general como “lo primero” y en este sentido también celebró que no se hayan dado casos de coronavirus en todo el polo petroquímico. “Segundo, no tuvimos despidos. Si hubo baja salarial en muchos de los sectores y está bien la queja, la preocupación. Pero también es claro que están quienes se aprovechan”, advirtió el titular del SUPeH.

Abriendo el juego al sector político y bregando por la articulación con el mismo, el dirigente gremial indicó que “YPF mayoritariamente está en manos del Estado y cómo el Estado está ayudando a otras empresas seguramente tendrá que dar una mano a YPF para que se garantice la fuente de trabajo y el salario”. La lucha hoy se da sin calles, sin asambleas, sin concentración y visibilidad en el escenario social, sobre esto el entrevistado indicó que “las herramientas que tiene el movimiento obrero para expresarse hoy no están. Pero sabemos que no es fácil cuando te toca conducir. Alberto Fernández planteó que entre la vida y la económica elige la vida y nosotros entre el despido y tener que resignar algunos derechos, no es fácil, pero tenés que tomar decisiones. El compañero que hoy tiene afectado su salario tiene toda razón de estar mal, pero los que hemos quedado en la calle sabemos que en esa situación no hay solución. Y cualquier compañero que se quede en la calle no consigue nada”.

“Estoy convencido de que esto va a pasar pero son momentos de aguantar, de bancar la crítica y de comprender. Nosotros queremos  preservar la salud y el trabajo”, reiteró. Y prosiguió sobre el rol de la comisión directiva que “hace veinte años que ha logrado todo lo que tenemos, casi el 90 por ciento de los trabajadores han ingresado por gestiones de esta comisión, cómo las 37 empresas. No somos responsables de lo que está pasando, al contrario, nos hacemos cargo de las satisfacciones que le hemos dado a la familia petrolera, hoy nos toca esta situación desgraciada y tenemos que salir airosos de esta situación”.

Sobre el panorama que se vislumbra, el secretario general dejó un mensaje a las empresas: “tanto YPF como las contratistas también tienen responsabilidades, no sea cosa que ahora aprovechen las circunstancias para achicar. La economía también tendría que pasar por ver cómo se recortan los altos mandos de la empresa porque parece que el sacrificio siempre lo tienen que hacer los trabajadores”. Con bajas salariales y negociaciones se logró el cobro del salario el mes que viene vamos a estar muy complicados porque YPF le baja la certificación a cada empresa. Esto es Antón Pirulero. Esto por consecuencia las empresas van a estar complicadas para pagar el salario. Se viene mucho más complicado y los dichos de algunos funcionarios de YPF tampoco nos dejan tranquilos”.

En el contexto sanitario, la economía mundial y la empresa YPF, Garaza reconoció que “todo indica que no vamos a atravesar un buen momento”, haciendo mención al riesgo de pérdida de la fuente laboral y con esto la preocupación por la economía regional. Ahondando un poco más en la idea de trabajar articuladamente y de entender el contexto, Garaza bregó por la protección tanto de la salud cómo del trabajo: “estamos en estado de alerta porque no hay un indicador que diga que esto en el corto plazo pueda mejorar”. Fuente: berissociudad.com.ar

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS