sábado 06 de junio de 2020 - Edición Nº3360

General | 19 may 2020

Detalles escalofriantes de primeros momentos

Gomas, carbón y maderas fueron el combustible fatal para incendiar dos vidas en Punta Lara


Era casi la media noche del domingo cuando los vecinos de la zona de 112 entre 3 y 5 de Punta Lara comenzaron a salir a la calle impresionados por un incendio que se abatía sobre la casa que habitaban Braian Daniel Dadasio (13), Elena Inés Danna (57) y Germán Herrera (40), unos queridos vecinos del barrio. Debajo de la vivienda construida en planta alta con maderas y chapas, funcionaban desde hace tiempo una verdulería atendida por ella  y una gomería regenteada por él.

Las llamas eran escalofriantes, la humareda ahogaba, los gritos desesperados aterraban y la desesperación de los vecinos era impactante. Todos trataban de ayudar con un balde de agua, una escalera, palos, ramas o lo que tuvieran a mano. El esfuerzo y la dedicación de los habitantes de la zona en los primeros minutos del siniestro, cuando no habían llegado los bomberos, fueron francamente emocionantes. Germán gritaba abrumado desde la planta baja para que lo ayuden a salvar a Elena y a Braian que habían quedado atrapados entre las llamaradas en la planta alta de la vivienda, que los sorprendieron  mientras dormían.

Luego llegaron la policía, los bomberos, las patrullas municipales y la cuadra se transformó en un teatro de operaciones casi cinematográfico. Apagaron muy pronto el fuego pero no pudieron sacar con vida a Braian y Elena. Ellos fueron encontrados calcinados entre los escombros al final de la valiente tarea bomberil y casi todos rompieron en llanto. Fue lo que se dice lisa y llanamente “una noche de terror” en una Punta Lara cada día más linda que eclipsó por un tiempo su belleza con tanto dolor, desesperación e impotencia.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS