domingo 12 de julio de 2020 - Edición Nº3396

General | 28 may 2020

La Plata Solidaria las cambia por comestibles

La emocionante historia de las bufandas de Emilce: está ciega y teje para conseguir alimentos para pobres


Los genes se heredan, de eso no hay dudas científicas. Hoy les presentamos un caso que muestra de cuerpo entero esa definición en una historia real, ejemplificadora y emocionantemente tierna. Se trata de Emilce, la madre del Colo. La culpable que exista La Plata Solidaria. El espejo en el que todos deberíamos reflejarnos para lograr una sociedad más justa.

Emilce es abuela y madre, fue maestra rural en El Pato, la zona de La Plata que linda con Berazategui a orillas de la endemoniada ruta 2. Allí la adoran, hizo toda su carrera docente y se jubiló como directora. En su casa de Tolosa, ahora que la cuarentena la sorprendió con la visión disminuida casi al extremo, desarrolla casi al tenteo, una de sus principales habilidades post docencia para “ayudar a los pobres que siempre fueron su preocupación”.

Ella teje bufandas “para que el frío cruel que se mete por todos los rincones de las casas precarias, no enferme a esos seres sufrientes y valiosos que también inundan la Argentina de amor”, según una de sus definiciones favoritas.

Aprovenchando que su hijo, Pablo “Colo” Pérez, es el titular de una de las principales organizaciones sociales platenses sin fines de lucro, le pidió que a través de “La Plata Solidaria”, cambien muchas de esas bufandas por alimentos no perecederos. “Ella estima que ya son cerca de 100, así que si la gente que ayuda a LPS se engancha con esta propuesta, vamos a conseguir buena cantidad de comestibles para personas muy humildes que permanentemente asistimos y que cada día tienen más necesidades”, aseguró Pablo Pérez a Primera Página.

La iniciativa que tuvo su correlato hace unos años encuentra a Emilce en plena cuarentena tejiendo bufandas para La Plata Solidaria. “Crei que lo más productivo era ponerme a tejer de nuevo por el invierno y les consulté a los chicos que era lo que más se estaba necesitando y me dijeron alimentos y es por eso que les doy estas bufandas para que las cambien por aquello que pueda donar la gente”, señaló la autora de esta iniciativa solidaria. Con 50 años de docencia rural, la tejedora tolosana lleva realizadas más de 40 bufandas que serán en una especie de delivery puerta a puerta intercambiadas por alimentos para comedores y merenderos de la periferia de la ciudad.nosotros nos encargaremos de cada platense que quiera colaborar y llevarse una maravillosa bufanda se quede en casa y con todas las medidas de prevención se la llevaremos a su domicilio”, señaló Pablo Pérez, coordinador de la asociación.

Es un placer sentirse útil en esta cuarentena y poder ayudar con mis limitaciones. Quizá los colores no combinen mucho (risas) por mi limitación visual pero están hechas con mucho cariño, señaló esta jubilada platense que ya había realizado este tipo de actividad. Quienes quieran llevarse una bufanda y colaborar pueden hacerlo al whatsapp 2215669819

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS