domingo 09 de agosto de 2020 - Edición Nº3424

General | 8 jun 2020

El gobernador redobla esfuerzos en villas

En barrios pobres la curva es exponencial: la estadística que alarma a Axel


Los vecinos y vecinas de la Villa Azul podrán volver a entrar y salir del barrio, luego de dos semanas de aislamiento total, tras un brote de Covid-19 que activó todos los protocolos de seguridad sanitaria desplegado por el gobierno bonaerense. La noticia fue celebrada por el gobernador Axel Kicillof, quien destacó la paciencia y el trabajo en conjunto con la población de la villa, ubicada entre las localidades de Quilmes y Avellaneda. 

Ahora, luego de que se aislaran a los casos sospechosos y se asistiera con comida, agua, medicamentos y elementos de higiene a los vecinos, el gobierno bonaerense consideró que la situación se encuentra parcialmente controlada y decidió levantar las medidas de aislamiento, que habían –literalmente- cerrado al barrio.

Según un informe que elaboró la Provincia, durante estas dos semanas se entrevistó a 3128 personas de la Villa Azul, de las cuales 540 resultaron ser casos sospechosos y 287 fueron casos positivos de coronavirus. Todos permanecen aislados. Lamentablemente, dos personas fallecieron por la enfermedad. “Se ha desarrollado un relevamiento que permitió recoger las principales demandas urgentes de vecinos y vecinas, organizar los operativos relativos a la entrega de mercadería y alimentos, y acompañar las cuadrillas organizadas por el Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires”, informaron desde el gobierno bonaerense.

Los habitantes exceptuados de Villa Azul ya pueden salir a ...

A su vez, durante estas dos semanas se asistió a la población local con 960 módulos de alimentos secos, 1.600 módulos de verduras, 15.000 viandas calientes con fruta, carne y agua mineral, 1440 kg. de Jabón Blanco, 700 Garrafas y 35.000 lts. de agua potable; entre otras necesidades básicas.

 

LA EXPERIENCIA EN VILLA AZUL Y EL DATO QUE ALARMA

Sin dudas, el gobierno de Kicillof quiere sacar una buena experiencia sobre el trabajo en conjunto que realizó con Nación en el barrio Azul, pero al mismo tiempo enfrenta un escenario por demás complejo. Según el registro oficial, de los 8325 casos que hay en total en todo el territorio provincial, 1547 son de barrios populares. Es decir, que el 18% de los casos totales, se encuentran en los lugares de mayor hacinamiento y vulnerabilidad social.

El objetivo será evitar que estallen brotes como en la Villa Azul, realizando los testeos a la población y trabajando en el relevamiento del cual participan personas voluntarias a partir del programa “Bonaerenses Solidarios”. Son las principales razones por la cual Kicillof se muestra con posiciones duras respecto a flexibilizar la cuarentena, algo que en principio varios intendentes del Conurbano, comparten.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS