sábado 08 de agosto de 2020 - Edición Nº3423

General | 12 jun 2020

Inundaron el centro platense con micros y com

Ola naranja hizo recordar al chanta de Scioli: transportes escolares piden ayuda a bocinazos


Propietarios de transportes escolares realizaron una gran convocatoria frente a la Municipalidad de La Plata y marcharon luego hacia la Casa de Gobierno para exigir soluciones inmediatas frente a las problemáticas que atraviesa el sector, que desde que se decretó la cuarentena no pudo volver a trabajar. Con el objetivo de entregar dos petitorios a las autoridades municipales y gubernamentales, se concentraron en primer término frente al Palacio Municipal, donde estacionaron los vehículos a lo largo de calle 12, ocupando todo el espacio de ese lateral de la Plaza Moreno.

Allí solicitaron que se realice la exención de los impuestos municipales para los vehículos, que intercedan en el Ingreso Familiar de Emergencia y en créditos a tasa cero. Los trabajadores, a pesar de la pandemia y la crisis económica, continúan con el pago de impuestos, la renovación de registros y de la VTV cada seis meses. Después la caravana se dirigió a la Gobernación bonaerense, donde finalizó el reclamo.Los choferes están sin trabajar desde que se han suspendido las clases presenciales, mes en que comenzaba el ciclo lectivo. Cabe remarcar que en el mes de enero y febrero tampoco desarrollaron esas tareas por vacaciones y, además, la mayoría de los padres no abonó la cuota de marzo, ya que recién se estaban acomodando por el inicio de actividades. Fue en ese momento que se decretó la cuarentena y casi nadie, salvo contadas excepciones, volvió a pagar la cuota por el traslado de los chicos.

Se hicieron pedidos, se presentaron cartas, las dos asociaciones que hay presentaron diversos tipos de pedidos, pero seguimos en la misma, pagando todas las tasas. Para la mayoría fue imposible llegar a cobrar los diez mil pesos, si accedió alguno es contado con los dedos. Tampoco se bajaron los impuestos, hay que pagar absolutamente todo”, dijo Gladys, una trabajadora de 61 años, quien hace más de 20 años se desempeña en el sector.

También exigieron cajas de alimentos para quienes más lo necesitan. Son 250 los transportistas inscriptos para desarrollar tareas en la ciudad, y a esa cantidad de familias hay que sumar también a las celadoras, cuya tarea es cuidar a los chicos y chicas que viajan durante la semana. Todos quedaron sin ingresos. “Dudo que vayamos a conseguir algo. Me parece bien que nos cuidemos, pero no que lleguemos al extremo de que algunos estén más favorecidos y otros estemos completamente perjudicados. Hay gente que cobra muchísima plata, que lo repartan con los que no pueden trabajar”, se quejó la mujer. Fuentes: 0221, La Movida Platense, Diario Hoy, Archivo Primera Página.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS