jueves 13 de agosto de 2020 - Edición Nº3428

General | 29 jun 2020

Sobreviven gracias las ollas populares

Panorama difícil: senegaleses de La Plata no cobraron el IFE y la están pasando mal

La Coordinadora Migrante y Consejería para Migrantes (CM/CM) de la Facultad de Trabajo Social de la UNLP, advirtió que la gran mayoría de los integrantes de la comunidad senegalesa que se dedica a la venta ambulante no pudo inscribirse para cobrar el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE).


“Solo el 5% por ciento pudo acceder al Ingreso Familiar de Emergencia, y el resto está sobreviviendo de la comida que algunas organizaciones sociales le acercan de forma solidaria, lo cual no alcanza”, advirtió la Coordinadora Migrante y Consejería para Migrantes.

Este organismo es parte del Laboratorio de Investigación Movimientos Sociales y Condiciones de Vida de la Facultad de Trabajo Social de la Universidad Nacional de La Plata.  “Seguimos pidiendo al Estado nacional, provincial y municipal que se hagan eco de las necesidades que tienen los colectivos migrantes que están en situación de vulnerabilidad y que nos convoquen para establecer un mecanismo de ayuda ya sea de alimentos y subsidios”, expresaron.

Y advirtieron que “muchos de los chicos que trabajan en la venta ambulante pagan su monotributo y sin embargo no pudieron acceder al IFE”. “Creemos que es necesario mantener la cuarentena priorizando nuestra salud y rechazamos cualquier tipo de criminalización hacía el trabajador migrante, que lo único que hace es tratar de sobrevivir. Porque si no nos mata el coronavirus lo va hacer el hambre”, remarcaron desde la Coordinadora Migrante.

 

 

Estigmatización en los medios

La Coordinadora Migrante y Consejería para Migrantes expresó su repudio “al contenido que difunde un conocido diario de la ciudad”, y denunció: “Es tendencioso y pone al migrante senegalés como el vendedor ilegal. Sin embargo, lo que no dicen es que desde hace 99 días los trabajadores ambulantes no han percibido ingreso alguno para poder llevar un plato de comida a la mesa, pagar el alquiler y los servicios”. “La comunidad senegalesa, arriesgando su salud, se ve en la obligación de salir a la calle para trabajar y garantizar de esta forma su supervivencia”, alertaron.

Por otra parte, consideraron que “la vara con la que miden el cumplimiento de la cuarentena las autoridades municipales no es la misma para todos, ya que es mentira que los comercios no están abriendo”, y concluyeron: “Solo basta recorrer las calles céntricas de la ciudad para ver que muchos negocios que no están habilitados tienen las persianas abiertas”. Fuentes: infoblancosobrenegro, Archivo Primera Página, La Movida Platense.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS