jueves 13 de agosto de 2020 - Edición Nº3428

General | 27 jul 2020

Código de Ordenamiento Urbano y Territorial

Volverían a cambiar las reglas para nuevas construcciones en La Plata


La Municipalidad de La Plata avanza hacia una modificación del articulado del Código de Ordenamiento Urbano y Territorial, una de las ordenanzas madre que regula los usos posibles para cada metro cuadrado del distrito según sus característica físicas y poblacionales. En líneas generales, los cambios que se propondrán y elevarán al Concejo Deliberante están relacionados con la creación de nuevas zonas de promoción y protección y el diseño de nuevos corredores que mejoren la conectividad de ingreso y egreso de la ciudad en los sectores norte, oeste y sur.

Los cambios son el producto del trabajo durante varios meses en el Consejo Único de Ordenamiento Territorial (CUOT), el órgano de asesoramiento con el que el Departamento Ejecutivo cuenta para los temas relacionados con el planeamiento, de la cual forman parte los colegios profesionales vinculados con el tema, los funcionarios municipales del área y los distintos bloques políticos del Concejo Deiberante.

La secretaria de Planeamiento de la Municipalidad, María Botta, quien oficia de presidenta de ese cuerpo, pidió a los integrantes avanzar con un acuerdo para empezar a redactar las ordenanzas modificatorias de la ordenanza 10.703, vigente de 2010. Eso implicaría que en principio el intendente Julio Garro no enviaría un nuevo Código, sino que se efectuarán modificaciones parciales.

En el encuentro, realizado de modo virtual, los representantes de los Colegios expresaron su acuerdo en avanzar con la redacción de los artículos. De todos modos la discusión está abierta y se espera consensuar con la oposición el modo de incorporar sus propias propuestas, alguna de las cuales fueron expuestas en la reunión por el concejal del Frente de Todos, Norberto “Chucho” Gómez. Su pedido más fuerte fue la derogación del artículo 267º, una herramienta que habilita al intendente a asignar indicadores urbanos a través de decretos.

La discusión pasará al plano político cuando las modificaciones sean elevadas al Concejo Deliberante. Si bien en la reunión virtual Gómez fue elogioso con el proceso que se viene dando en el CUOT, también es cierto que en marzo pasado el Frente de Todos anunció que presentará su propio proyecto de Código. Está por verse si será posible o no conciliar ambas miradas.

Lo cierto es que Botta fue contundente en la reunión: “Buscamos acuerdo para plasmar en ordenanzas los ejes que hoy fundamentamos y expusimos”, dijo. Eso implica -según su dichos- encaminarse hacia un articulado con modificaciones “en etapas y con consenso”. La funcionaria mostró su optimismo con el trabajo y recordó que la propia ordenanza contempla actualizaciones anuales que nunca se realizaron. Inmediatamente pidió la opinión de los representantes de los colegios profesionales que participan del CUOT, quienes uno a uno fueron dando su aval. Tuvieron representación y mostraron su apoyo los colegios de ingenieros, arquitectos, desarrolladores urbanos, agrimensores y técnicos.

 

 

LOS OBJETIVOS

El camino trazado para la elaboración de los cambios es el Plan Estratégico 2030, un ambicioso proyecto que viene trabajándose desde hace al menos tres años e incluye la posibilidad de mudar áreas administrativas, la urbanización en el ex Club de Planeadores de Los Hornos, la recuperación de canteras y creación de un amplio Parque Agrario en la zona oeste del distrito.

La mirada del Municipio se centra en que es necesaria una “urgente respuesta a la falta de planificación, al crecimiento desordenado, al aumento de los asentamientos, al déficit habitacional, a la falta de servicios y a la especulación inmobiliaria”.

En reuniones previas, donde se presentó el plan, los funcionarios indicaron que la ciudad padece desde hace varios años el abuso de grupos inversores que se apropian de tierras no aptas para urbanizar, realizan venta indivisa, estafan a las familias y alientan a las construcciones sin permiso, infringiendo las normativas vigentes. Como se indicó, los cambios apuntan a atender el crecimiento urbano de las zonas periféricas al norte, oeste y sur del casco urbano.

En el norte, se busca establecer zonas de promoción para fomentar aquellos sectores donde es necesario el crecimiento o consolidación de la trama urbana para poder limitar ciertas áreas que necesitan el resguardo particular para mantener su identidad. Eso está relacionado con la expansión que tuvo la mancha urbana desde 2010 a 2019.

En la zona oeste, entre otros objetivos, se buscará preservar los usos del suelo rural clase 1 que conforman el cinturón fruti-hortícola de La Plata, determinándolo como suelo no urbanizable; y ampliar y profundizar, a través de la normativa, la preservación de áreas de valor patrimonial histórica, arquitectónica, natural y paisajística. En ese último rubro de preservación aparece el humedal del arroyo El Pescado, ubicado al sur, sobre el cual también se legislará. Para esa zona también se sumarían zonas de recuperación territorial en sectores que actualmente son asentamientos informales y en sectores de canteras.

Así mismo, se propuso generar nuevos corredores principales, grande avenidas, que permitan la conectividad entre las áreas propuestas para ampliación urbana, norte, oeste sur y sur. Además de más fluidez en la circulación hacia las rutas 36 y 2 desde distintos puntos del distrito (para oxigenar la habituales salidas por la 520 y la 44), se contemplan anillos de interconexión interna. Una de ellos, expuesto por el concejal oficialista Javier Mor Roig, es un tercer anillo constituido por las calles 514, 152 y 90.

Pero el Plan Estratégico incluye proyectos específicos que también fueron enunciados en la reunión y podrían formar para de proyectos vinculados con el nuevo Código. Además de los ya mencionados como la urbanización del ex Club de Planeadores y la recuperación de la canteras de Ringuelet y Gorina, aparecen:

* el Parque Agrario del cinturón frutihortícola que incluye la protección del suelo “clase 1” y la regulación de los invernáculos;

* un parque lineal sobre la avenida 90;

* un proyecto para la ruta 11 en articulación con Berisso;

* el “corredor de la biodiversidad, en calle desde 72 hasta Ignacio Correa;

* un corredor por la calle 141 desde Arturo Seguí hasta el casco urbano;

* el proyecto “borde urbano” entre la autopista y las zonas residenciales de Savoia y Villa Castells.

Fuentes: 0221, La Movida Platense, Visión Política.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS