jueves 13 de agosto de 2020 - Edición Nº3428

General | 30 jul 2020

Una barrera de amor al estallido social

La admirable solidaridad de los pobres: con el agua al cuello, carreros consiguieron y entregaron alimentos


Cuando la situación social comienza a desmadrarse y los sectores más postergados se hunden en lo profundo de una crisis única e incomparable, el caldo de cultivo para un desastre social sin precedentes empieza a hervir en la enorme olla superpoblada de un conurbano arrasado por años de abandono, aparecen luces de esperanza en el horizonte de la solidaridad.

Ollas populares, campañas solidarias, donaciones anónimas de pobres para pobres, el trabajo a destajo de algunos funcionarios y pocas otras intenciones bomberiles para apagar una hoguera en la que podríamos arder todos. Así de duras están las cosas en los barrios humildes. Al borde del estallido y la anarquía.

Por eso, la historia que contaremos a continuación, aparece como un bálsamo en medio de tanta barbarie social. Para demostrar que donde el Estado no quiere, no puede o no sabe llegar, hay brotes de amor al prójimo que lo reemplazan con sacrificio, inteligencia, solidaridad y sobre todo muchísimo huevo.

 

 

  Carreros Unidos  

Los integrantes de la ONG Carreros Unidos de Buenos Aires, repartieron alimentos que ellos mismos consiguieron, en Ensenada, Berisso y La Plata y llenaron de ilusión miles de corazones destruidos por el hambre y la pandemia. En los barrios marginales, la gente muere mucho siempre, y no por coronavirus. La falta de alimentos, vivienda digna, atención médica adecuada, oportunidades laborales y educación, los ponen contra la pared todos los días de sus vidas. Esa es su verdadera y permanente pandemia.

Por eso, este simple acto de amor de Carreros Unidos debe ser destacado. Ellos, a pesar de su precariedad y limitaciones, se organizan y resisten los embates de la vida siendo solidarios a pesar de contar con mínimos recursos, ya que su único ingreso es del reciclado.

Omar Muñoz, quien lidera la representación regional de dicha ONG, dialogó en su casa del Barrio San José de El Dique con el portal NoticiasEnsenada.info y agradeció en primera instancia y muy especialmente al ministro de Desarrollo Social bonaerense Andrés Larroque y al Gobernador Axel Kicillof, por estar del lado de los más humildes. También destacó la labor del director de Acción Social, Santiago Fidanza, quien se comunicó con ellos de manera desinteresada y resolvió sin burocracia, el pedido de ayuda ante la situación de miseria extrema que vienen padeciendo debido a la pandemia.

Cabe destacar que la institución de los carreros desarrolla actividades gremiales, sociales y solidarias con base principal en el barrio San José de Ensenada, como así también en los barrios platenses de El Mercadito, Los Hornos y en la periferia de Berisso. “También hay compañeros en diferentes puntos de la provincia de buenos aires haciendo lo que hacemos nosotros”, aclaró Muñoz.

Con respecto a lo que viene, el vocero de los recicladores tracción a sangre manifestó que ven con preocupación la “situación social y el nivel de tensión extrema que se está generando en las zonas más postergadas”, pero aclararon que “tenemos muchas esperanzas que Alberto y Cristina puedan cambiar la realidad y de una vez por todas pasemos de la precariedad asficciante que vivimos, a ser visibilizados como actores del cambio que propone este gobierno infinitamente más inclusivo que el anterior”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS