martes 22 de septiembre de 2020 - Edición Nº3468

General | 4 ago 2020

LA PROVINCIA SE AMIGA CON EL CAMPO

Axel presentó novedoso sistema para prevenir inundaciones y sequías


El SIMPARH recolectará datos hídricos en tiempo real y emitirá alertas de inundaciones para que se pueda actuar rápidamente. Además, proveerá los datos a las instituciones que los requieran. El Gobierno Bonaerense presentó ante autoridades del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) un novedoso sistema de recolección de datos que permitirá anticipar y prevenir inundaciones en toda la provincia. Se trata del Sistema Inteligente de Monitoreo, Prevención y Análisis de Riesgos Hidrometeorológicos (SIMPARH), cuya implementación se haría en tres etapas.

El subsecretario de Recusos Hídricos de la provincia, Guillermo Jelinski, contó que el SIMPARH "es una red de redes que servirá para recolectar datos hidrometeorológicos e integrar a otras redes como las Universidades, el INTA, o la Bolsa de Cereales". El organismo encargado de la recolección de datos será el Autoridad del Agua (ADA), quien creará una Base de Datos y los compartirá a través de GPRS por internet, para que cada organismo e institución pueda solicitarlos y utilizarlos en diferentes análisis y aplicaciones.

Jelinski ponderó la necesidad de medir y estudiar los recursos hídricos para favorecer el desarrollo de la provincia. "El SIMPARH es un salto cualitativo en materia de gestión de recursos hídricos y de las cuencas. El agua nos ordena territorialmente, para poder saber dónde construir y dónde no, y poder manejar las contingencias que se presenten", señaló.

Por su parte, el presidente de la Autoridad del Agua (ADA), Luis Siri, manifestó que actualmente "la provincia no cuenta con un sistema de medición de variables hidroambientales continuo, sólo existen redes regionales a cargo de distintos organismos o centros de investigación que monitorean solo algunas variables". Este sistema permitiría englobar todas las mediciones. También indicó cómo trabajarán las Estaciones de Monitoreo Automáticas (EMA) que se instalarán en cada ciudad: "En cada EMA se definirá la cantidad y tipo de sensores que deberá poseer, las obras de protección civil y accesos y/o el grado de exposición de la instrumentación". Esos sensores tomarán las mediciones que recolectará el ADA en una base de datos y serán compartidos en la nube.

De esta manera, los municipios contarán con un dato preciso y certificado a nivel provincial que les permitirá elaborar, principalmente, planes de contingencia y recibir en tiempo real alertas de posibles inundaciones, y actuar con rapidez para mitigar su impacto. "Los datos tomados se actualizarán según el tiempo de movimiento del agua, es decir, según cuánto tarde en repercutir en un municipio alguna precipitación, pueden ser cinco minutos, una hora o más", aclaró Jelinski. También será importante para los productores, ya que los datos les podrán ayudar con las siembras y cosechas, al elaborar estadísticas y obtener datos en tiempo real sobre precipitaciones y sequías. Sin embargo, Jelinski aclaró que "el sistema no predice el clima, eso lo hace el Servicio Meteorológico Nacional. Nosotros trabajamos con datos reales de precipitaciones".

Por último, Guillermo Jelinski resaltó la importancia de la creación del Departamento de Gestión del Riesgo, un nuevo área provincial que se encargará de la elaboración de los mapas a partir de la recolección de datos. En ese sentido, lamentó que "en los últimos 30 años se fue desarticulando una gran red de datos hídricos que había" y destacó la necesidad de que la Provincia comience a destinar recursos económicos continuos, para que el SIMPARH pueda sostenerse en el tiempo.

Aunque todavía no están definidos los plazos para la concreción del proyecto, Luis Siri señaló que "se estima que para marzo del 2021 se estén  adjudicando  las primeros créditos para su desarrollo en un plazo aproximado de 18 meses". En este momento se trabaja en el armado de los pliegos de licitación para la etapa 1. La misma se implementaría sobre las cuencas de los ríos Salado, Reconquista y Luján. El primero, porque ya cuenta con la infraestructura necesaria para sumarse al sistema, y los ríos Reconquista y Luján por su importante cuenca urbana, que atraviesan gran parte del conurbano bonaerense y son los distritos que más sufren cada inundación. Las obras serán financiadas por diferentes entidades: El Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo, y el Banco de Desarrollo de América Latina.

Fuentes: Info Cielo, Vision Política, La Movida Platense

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS