martes 22 de septiembre de 2020 - Edición Nº3468

General | 8 sep 2020

Se salvó raspando

Eduardo Feinmann y su experiencia con el coronavirus contada en primera persona: "Estoy roto"


El periodista Eduardo Feinmann tuvo coronavirus y habló por primera vez en la radio después de haberse contagiado: contó al aire todo lo que lo hizo sufrir la enfermedad que ya se cobró más de 9 mil muertos en la Argentina. "Estoy roto" dijo Feinmann al aire de Radio Rivadavia, tras haber atravesado lo que describió como una enfermedad "tremenda" y contó con detalles el pésimo momento que le tocó vivir con el coronavirus .

El conductor televisivo sufrió las consecuencias de haber dado positivo de Covid-19: “La pasé horrible. Estoy roto, roto. Pasé un momento horrible en esa semana en la que estuve internado solo, tirado en una cama con la gran ayuda, obviamente, de los médicos, de las enfermeras, de todo el personal de salud”, aseguró Eduardo Feinmann, que se había convertido en una de las figuras públicas que más cuestionó las medidas sanitarias que dictó el gobierno a mediados de marzo para pelearle al coronavirus.

Además, describió la soledad en la que quedan sumidos los pacientes infectados con coronavirus, al tener que sufrir el aislamiento familiar y no poder ni siquiera tener contacto físico mínimo con ninguna persona: "Estuve solo, no puede pasar nadie, nadie, nadie, más que médicos, enfermeros y personal de salud a quienes no les vi la cara”, contó sobre su experiencia con el Covid-19.

Esto también es una enfermedad muy tremenda. Ni siquiera les ves la cara, están totalmente cubiertos, con trajes de astronautas, con máscaras, con barbijo, con anteojos, apenas se les ven los ojos. Cuando te tocan lo hacen con guantes, ni siquiera hay contacto físico con una persona. Cuando entran a tu habitación te tenés que poner el barbijo para no contagiar”, manifestó Feinmann.

Es muy tremendo, la cabeza te juega en contra. Tener el oxígeno las 24 horas del día, enchufado a un coso de plástico metido en la nariz, sabiendo que si no tenés eso no repirás. Se te vienen imágenes a la cabeza, más cuando vos fuiste el que comunicaste durante meses todo lo que iba pasando”, aclaró Feinmann. “De repente estar en esa cama es muy fuerte, muy fuerte”, confesó.

Finalmente, reconoció la labor de los trabajadores de la salud que pelean contra el coronavirus: “Hay que sacarse el sombrero, realmente con la ayuda que hacen en los hospitales públicos o privados. Es impresionante. No sé si cada hora o cada dos horas. Ahora estoy reponiéndome, con muchísimo dolor de cuerpo, me duele mucho la cintura. Me mata, me está matando. No tengo explicación para eso", contó Feinmann.

Además, habló de su inminente regreso a los medios de comunicación tras su experiencia con la enfermedad pandémica Covid-19: “La semana que viene ya estoy en la radio, le quiero agradecer a todos mis compañeros que me han hecho el aguante. Este equipo maravilloso que hemos formado, quedó bien plasmado que funcionamos así. Cada uno de nosotros cubrimos un lugar, somos un equipo”, aseguró. Eduardo Feinmann fue uno de los grandes detractores de las medidas de aislamiento social, preventivo y obligatorio que dictaminó el gobierno de Alberto Fernández por la pandemia del coronavirus. Sin embargo, hace pocas semanas atrás, le tocó confirmar a través de su cuenta de Twitter que se había contagiado coronavirus.

"Quería agradecerles a todos los que me escribieron y se preocuparon por mí. Hoy me levanté con disfonía, cosa que atribuí al cambio de clima… De forma responsable, falté a la radio y a la tele para irme al Hospital de Clínicas y hacerme el hisopado para descartar cualquier duda", dijo. "Por la tarde me dieron el resultado confirmándome que es positivo. Quiero aclarar que, hasta después del resultado, no tuve síntomas más que una afonía y una febrícula reciente, posterior a la confirmación del mismo", agregó.

"Esto le puede pasar a cualquiera, nadie está exento", lanzó y su comentario se volvió viral, ya que muchos aprovecharon la oportunidad para recordarle que él mismo fue uno de los primeros al apuntar contra el Gobierno y criticar el "aislamiento social, preventivo y obligatorio". "Estoy con las pelotas llenas, quiero salir y volver cuando se me canten las pelotas", decía Feinmann sosteniendo un fuerte discurso "anticuarentena" que mantuvo, claro, hasta que contrajo coronavirus. Pero Feinmann no es el único "arrepentido". Este domingo, luego de haberse recuperado del coronavirus, Baby Etchecopar publicó una nota de opinión en Infobae en la que se reconoció culpable por haber participado de la marcha del 17A en la que se pidió, entre otras cosas, terminar con la cuarentena. Fuentes: Info Cielo, La Movida Platense, Vision Política.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS