viernes 13 de diciembre de 2019 - Edición Nº3184

General | 2 dic 2019

Bioparque cruel: Garro se hace el mascotero en redes, pero en el zoo se roban animales y los matan de hambre

Los trabajadores del ex Zoológico de La Plata realizaron una protesta para visibilizar la dura situación que les toca atravesar como empleados municipales. Pero también alertaron que en el rebautizado “Bioparque” los animales no están recibiendo suficiente comida para satisfacer sus necesidades alimentarias. Además, denunciaron que son constantes los robos de distintos ejemplares que serían destinados al tráfico o al consumo humano. Una trabajadora de 20 años de antigüedad aseguró que el lugar "atraviesa su peor momento".


Los trabajadores del Zoológico de La Plata cobran menos de 20 mil pesos. Los salarios bajos son una constante entre los municipales, muchos de los cuales además se encuentran precarizados desde hace muchos años.

Este viernes los empleados del “Bioparque de La Plata” hicieron una protesta cortaron la calle para reclamar mejores condiciones laborales y también más insumos para los animales.

Una profesional con más de 20 años de antigüedad en el Zoo advirtió: “Han pasada varias gestiones y hemos tenido de todo pero esta es la peor situación que nos toca atravesar. La verdad es que es muy triste”.

“Literalmente se están robando a los animales. Se robaron muchas aves, tortugas, pavos reales y un ñandú. Esto fue denunciado ante Fauna. Siembre hubo oleadas de robo de animales cada tanto pero ahora es moneda corriente porque el personal es muy acotado y no hay seguridad”, alertó la trabajadora que pidió resguardar su identidad. “Esta gestión ha tenido varias actitudes patoteriles”, explicó.

Sobre el destino de los ejemplares robados, la entrevistada aseguró que “las especies de valor onarmental quizás son usadas para el tráfico ilegal”, pero que otras como el ñandú seguramente fueron sustraídas para el “consumo humano”. Los robos siempre se dan por la noche.

A esta grave situación se suma otra aún más penosa. En el Bioparque creado bajo el paradigma del “bienestar animal” faltan insumos de todo tipo, incluso la comida.

“Es muy notoria la discontinuidad de los alimentos. Hacen una entrega y después se corta por varios días. Para darle de comer a los animales echamos mano a lo que podemos, algunas cosas las sacamos del mismo parque pero en muchos casos no se puede suplir porque hay animales con dietas específicas”, remarcó la trabajadora.

Y precisó: “Esta situación lleva todo un estrés que afecta la evolución del animal y su reproducción. Hay animales que no están cubriendo sus necesidades básicas, están pasando hambre. No se puede reducir una dieta de cinco ítems a una monofásica”.

En junio de 2018, luego de la muerte de la elefanta Pelusa, el ex Zoológico de La Plata cerró sus puertas al público en forma definitiva. Los trabajadores aseguran que desde ese momento la crisis del parque se agravó aún más y que el cierre del lugar sirvió para invisibilizar la desidia con la que se maneja el predio.

“No hay ninguna conversión. El zoológico cerró sus puertas y abandonó su función educativa. Yo entiendo la postura que rechaza la existencia de zoológicos pero se debe entender que cumplen una función importante como centro de recepción de animales que no pueden ser reinsertados al medio ambiente”, expresó la trabajadora y concluyó: “Esto es un patrimonio de la ciudad y hay que defenderlo”.

Fuente: infoblancosobrenegro

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS