Actualidad

El impensado tratamiento que ayuda a combatir el dolor de espalda, según Harvard

24-06-2022   Por: Primera Página

Un reciente estudio de la Universidad de Harvard determinó un tratamiento efectivo para reducir el dolor de espalda. Según se desprende de la investigación -y para sorpresa de todos-, la psicología es una de las principales herramientas para combatir esta dolencia.

El dolor de espalda es una de las mayores causas de discapacidad y afecta a 560 millones de personas en el mundo, según The Harvard Gazzette. Se trata además de uno de los problemas médicos más comunes y afecta a 8 de cada 10 personas en algún momento de sus vidas.

The Harvard Gazette - Wikipedia

Ahora, ¿es posible reducirlos? El estudio dice contar con evidencia científica que respalda que el abordaje de enfoques psicológicos -como la educación sobre el dolor y la terapia cognitiva conductual- son capaces de mejorar de forma más eficaz la salud de los pacientes y alivianar su malestar.

Señala también otro tipo de enfoques como la terapia cognitiva conductual, la terapia de aceptación y compromiso, la reducción del estrés basada en la atención plena, la biorretroalimentación y la terapia de reprocesamiento del dolor los cuáles “muestran ventajas a la hora de tratar el dolor lumbar crónico”.

Danielle Sarno, una de las doctoras involucradas en la investigación, brindó detalles sobre cómo esta ciencia puede ayudar a reducir. “La neurociencia demostró que el cerebro y el cuerpo están conectados. Y el dolor no es más que una combinación de problemas médicos, cognitivos, emocionales y ambientales”, detalló en principio.

El dolor de espalda es uno de los problemas médicos más comunes y afecta a 8 de cada 10 personas en algún momento de sus vidas.

En esa línea, explicó que entonces “obtener una mejor comprensión del dolor y tratar todos los factores que contribuyen a él puede tener un efecto fortalecedor y curativo en el ser humano”. Sarno insistió en que no es una suposición sino que “los datos y/o resultados hablan por sí solos”.

Tras revisar al menos 97 casos de adultos que experimentan dolor lumbar crónico e inespecíficos, procedieron a comparar los resultados de las distintas terapias que se podían aplicar para tratarlos. Y obtuvieron un resultado: la fisioterapia junto con los enfoques psicológicos redujeron de forma más eficaz dolor lumbar crónico.

Entre otras averiguaciones, Harvard pudo conocer dos cosas. En primer lugar que “para mejorar la función física, los programas de educación sobre el dolor junto con la fisioterapia ofrecen efectos sostenidos”. Y en segundo que “para aliviar intensidad del dolor, la terapia conductual produce resultados duraderos”.

Finalmente, y respecto de las conclusiones “físicas” del estudio, dieron cuenta de que “la integración de la terapia conductual y la fisioterapia ayudó a las personas a lograr una mejor función y reducir la intensidad de su dolor, lo que los llevó a tener días de trabajo más productivos y a dormir mejor”.

Harvard explica como reducir los dolores de espalda

Una breve definición de los enfoques psicológicos que ayudan a reducir el dolor de espalda

  • Terapia cognitiva conductual: conocida como TCC, ayuda a los pacientes a transformar su conducta mediante el cambio de la forma en que piensan y sienten sobre ciertas cosas. Es utilizada frecuentemente para tratar trastornos mentales, emocionales, de personalidad y de conducta.
  • Terapia de aceptación y compromiso: conocida como ACT, busca crear una vida rica y significativa para el paciente en la que este último acepte que tanto emociones y sentimientos como dolencias inevitablemente van a ir surgiendo a lo largo del camino.
  • Reducción del estrés basada en la atención plena: conocida como REBAP, se trata de un programa que tiene por objeto reducir justamente el estrés mediante el desarrollo de la atención plena -que implica aceptar lo que uno vive y está viviendo sin manifestar críticas al respecto-.
  • Biorretroalimentación: es una técnica que se emplea para controlar las funciones fisiológicas del organismo humano, mediante la utilización de un sistema de retroalimentación que informa a la persona sobre su estado general con el fin de ayudarlo a controlar aquello que es irregular.
  • Terapia de reprocesamiento del dolor: Conocida como TRD, educa a los pacientes sobre el papel del cerebro en la generación de dolor crónico, ayudándolos a reevaluar su dolencias al momento de realizar ejercicios físico y abordar las emociones que pueden exacerbar aquel dolor.