Historia de un tipazo: UCR y La Plata lloran la muerte del “Negro” Panella, el ex diputado que no vivía de la política

12-05-2024   Por: Primera Página

Historia de un tipazo: UCR y La Plata lloran la muerte del Negro Panella, el ex diputado que no vivía de la política

En la ciudad de La Plata, todos los sectores políticos, sin excepción, se hicieron eco durante la noche del sábado 11 y la mañana del domingo 12 de mayo, de la muerte de un referente político que trascendió largamente lo partidario. Era radical, pero lo querían los peronistas, los de izquierda y los liberales. Era una buena persona.

La vida de Sergio “el Negro” Panella, se apagó a las cinco de la tarde del sábado 11 de mayo de 2024, después de luchar largamente contra un cáncer. Inmediatamente, la redacción de PrimeraPagina.info se llenó de mensajes avisando la dolorosa noticia. El primer mensaje llegó desde el celular de su amigo Pablo “Colo” Pérez y luego se sucedió una catarata de whatsapps.

Todas las muertes son dolorosas, pero cuando suscitan tantos comentarios y una congoja tan evidente en tantas personas de distintos credos políticos, debe ser atendida muy especialmente en materia periodística. Estábamos frente a un evento trascendente.


Sergio Emilio "el Negro" Panella

Nació el lunes 29 de enero de 1968.


Vivió 20557 días.
O lo que es igual: 56 años, 3 meses y 12 días.


Empresario dedicado a las importaciones y exportaciones desde 1986. Propietario del comercio Doce Visión Electrónica (12 V), ubicado en la esquina de 12 y 64 de La Plata.

Fue Presidente de la Junta Central de la UCR La Plata en el período 2008-2010.

Diputado por el Acuerdo Cívico y Social representando a la UCR, entre 2009 y 2013. Presidió la Comisión de Capacidades Diferentes de la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires.

Murió el sábado 11 de mayo de 2024.


El relato de un amigo


Quisimos conocer quién era Sergio Panella en la intimidad. Para eso, recurrimos a quién nos hizo entender el verdadero valor de esta noticia: Pablo “Colo” Pérez, el presidente de la prestigiosa ONG La Plata Solidaria, un hombre que conoció muy bien y compartió años de trabajo, de amistad y de militancia política con Panella. 

El negro era un tipazo, un laburante incansable, un excelente padre, amigo y militante. Era alguien muy especial, que para lo que vos lo necesitaras, él estaba. Era muy noble y muchas veces se aprovecharon de eso. Era de bolsillo abierto, nada egoísta. Bonachón, amiguero, de llamarte cuando sabía que estabas mal y darte aliento”, fueron los primeros conceptos del Colo Pérez sobre su querido amigo fallecido.

Su barrio de origen era El Mondongo, el mismo de René Favaloro, con quién compartía algunos valores como la honestidad, la ayuda a los que más necesitan sin pedir nada a cambio y un cariño muy especial por Gimnasia, a pesar de ser hincha de Independiente. Allí tenía gran cantidad de amigos y conseguía muchos de los votos que marcaron su carrera política.

En los albores de la democracia, allá por 1984, Sergio Panella era muy jóven, flaco, alto y pintón, aseguran algunos de sus compañeros de militancia de esas épocas. Comenzó a trabajar políticamente en el Movimiento Nacional Yrigoyenista y fue clave en el crecimiento de la Franja Morada en el ámbito universitario.

Más tarde, junto a su amigo Pablo Colo Pérez y muchos radicales más, formaron el denominado Grupo Instituto, un sector muy poderoso del radicalismo platense durante varios años, que protagonizó la etapa en que en la ciudad de las diagonales, los tilos, los lobos y los leones, gobernaba la UCR (1983-1991).


La Plata se perdió un gran intendente


Sergio Panella siempre quiso ser intendente de La Plata. Cumplió con asistencia perfecta en todas las PASO desde que Néstor Kirchner ideó y su esposa Cristina, ya viuda y en ejercicio de su primera presidencia, instauró ese sistema en 2011, cuando buscaba su reelección, que luego obtuvo por el 54% de los votos. 

Desde la primera PASO en 2011 hasta 2019, hubo cinco elecciones y en tres de ellas Panella perdió en el marco de distintos armados y en las dos restantes no superó el 1,5% requerido para poder competir en las generales. Pero nunca bajó los brazo y siempre siguió luchando en un radicalismo vergonzante y hostil.

El año 2019 fue el momento más bajo en términos de adhesiones electorales en la basta carrera de Sergio Panella, que en La PLata había pasado de ser uno de los candidateables a la intendencia por el radicalismo, a tener una representación electoral que apenas superaba el medio punto. 

En esa oportunidad solo logró vencer a la ultraderecha, al Partido Humanista y al sector que desde la capital bonaerense defendía la postulación de un ex funcionario preso, Julio De Vido.

De los 83 mil votos que en 2009 lo llevaron a una banca en la Cámara de Diputados bonaerense, pasó a los 2.457 en agosto de 2019.

Fue tres veces por la intendencia, una vez como candidato a concejal y la restante como diputado provincial. Y nunca lo hizo por el mismo frente político ni con los mismos aliados. La cresta de la ola en la política platense comenzó para él en 2008, al conquistar la conducción de la UCR local. 

Un año después,formando parte del Acuerdo Cívico y Social, llegó a la Cámara baja con Oscar Negrelli, de la Coalición Cívica, como compañero de fórmula.

Eran tiempos en los que el gobierno kirchnerista padecía los coletazos del conflicto con el campo por la resolución 125 y los efectos se hacían sentir en las urnas de PBA. Su lista sacó 83.046 votos y fue superada sólo por Unión PRO.

Dos años después, desde esa banca de diputado, intentó su primera precandidatura a intendente en las primeras PASO de la historia. Lo hizo en el marco de la alianza que en la provincia ensayaron Ricardo Alfonsíon y Francisco De Narváez con UDESO (Unión para el Desarrollo Social). 

En esa elección PASO enfrentó al peronista y actual presidente de Loterías de PBA, Gonzalo Atanasof, en unos comicios que se extendieron por la polémica durante varias semanas hasta que el radical finalmente reconoció la derrota: la primera frustración la sufrió por escaso margen: fue 26.448 a 25.534.

En 2013 se vencía su mandato como diputado y para intentar revalidarlo se enfrascó en otra interna, en ese caso como parte del Frente Progresista Cívico y Social y otra vez con Negrelli como compañero de fórmula. 

Su rival fue el dirigente del GEN Juan Cocino, quien lo derrotaría de manera más abultada (52.294 votos contra 16.213) para convertirse en legislador en las elecciones generales que octubre de ese año que ganaría el Frente Renovador.


Panella, el radicalismo y el PRO


La ola macrista llevó a Panella a agruparse con los distintos sectores que en La Plata se nuclearon en Cambiemos. Vio en las PASO de 2015 la oportunidad para un segundo intento por la intendencia y no estuvo lejos. 

En esa oportunidad, la división del radicalismo conspiró contra sus intenciones y quedó segundo entre tres precandidatos, dos de los cuales eran referentes de la UCR.

Pero el ganador fue quién luego, en la general, se convirtió en intendente: Julio César Garro, quien sacó 48.265 votos contra los 40.315 de Panella y 35.807 de Claudio Pérez Irigoyen.

Junto a la concejala Florencia Rollié se separaron rápidamente de Garro. Con ella, la esposa del también ahora fallecido por la misma enfermedad que Panella, el histórico ex edil platense Javier Quinterno, en 2017 volvió a intentar una participación en las PASO, pero por primera vez integrando una lista sin competidor interno.

“El Cambio Real” fue el nombre que eligieron y Panella ocupó el primer lugar de la lista de concejales, con la misión de conseguir el 1,5% que lo habilitara a ir a las generales de octubre. Quedó a cuatro décimas: los 5.861 votos no alcanzaron porque representaron el 1,46% del electorado.

Su caída en materia de votos siguió en la última cita electoral, como parte del partido MODE. En las PASO de agosto se quedó con apenas 2.457 sufragios (el 0,60%), después de fracasar en su intento de ir con la lista de Roberto Lavagna.

Entre los partidos minoritarios, fue derrotado por el vecinalismo de Gerardo Jazmín, el Nuevo MAS de Eric Simonetti y el Frente NOS del abogado Marcelo Peña, quien sí logró superar el piso.